miércoles, julio 22, 2009

Pocas cosas más frustrantes. Entrar en un blog y volver a ver, una vez más, que no está actualizado. Yo me he abonado a eso. Meticulosamente he desprovisto a este blog de sus lectores. Contra mi voluntad, pero desde hace unos meses es lo que hay. Sí, me ha ocurrido lo que a otros, la excesiva visibilidad me ha paralizado. Antes me agradaba comprobar que podía contar 14 comentarios en un post. Sabía que eran lectores fieles. Hablo de 2002, de 2003, de 2004. Hoy sé que de los que entran, menos, algunos entran sólo para husmear. Pero repito, la culpa es mía.

Esto no es un blog. Esto es terrorismo literario. O demasiado que decir en demasiado poco tiempo. Como en una carrera de los 100m descalzo. Aún así, sólo importa llegar el primero a meta.

Casi todo ha cambiado. Cuando digo todo es casi todo o en todo caso todo lo importante. A mejor, y éste sigue siendo el mejor blog que vas a leer en mucho tiempo. El mejor blog que yo puedo escribir, aclaro.

Creo que he vuelto.

6 comentarios:

Esther Rodríguez Cabrales dijo...

:-)

Laura dijo...

Yo creo que en realidad nunca te fuiste, pero no te habías dado cuenta
Ganarías los 100 m descalzo, y sobre brasas

(estoy dando saltos de alegría, un beso)

LA CAÑA DE ESPAÑA dijo...

Bueno... ese "creo" del final asusta un poco. A ver si es verdad que me estoy quedando sin amigos en el "eter"...
Un saludo.

Sly dijo...

bienvenido

koffee dijo...

La vida en este espacio es así: como los Ojos del Guadiana, aparecemos y desaparecemos. Pero quedan "los de siempre" con más o menos comentarios -que éso no tiene tanta importancia, pues llega a convertirse en un compromiso, algo de lo que todos huímos-, y si omites visita pueden ser muchos los motivos.

En mi caso es la falta de tiempo amén de problemas de salud y familiares; pero reconozco que es un gustazo descubrir que seguimos todos recordándonos, aunque poco o nada tengamos que comentar dada -y ésa soy yo- la falta de motivación.

Sigues siendo el periodista por antonomasia, y me alegra. En cuanto vuelva de vacaciones te visito.

Y desde Barcelona ciudad sin ley, con la atrofia mental que comportan las obras del AVE en Sagrada Familia, va el besazo!.

miescondite dijo...

Yo pensaba que no te habías ido.

Te leo.

Un abrazo